Cinco películas donde el erotismo se apodera de sus protagonistas

Cinco películas donde el erotismo se apodera de sus protagonistas

Resulta sorpresivo, por decir lo menos, el revuelo que ha causado la cinta 50 sombras de Grey y su secuela, sobre todo, por manejarla como una cinta que destapa el erotismo llevado al límite. Y es que, el solo hecho de promover la cinta como erótica es un insulto para aquellas cintas que están basadas en verdaderas obras literarias, que han explorado ese tema de manera más audaz, con un lenguaje cinematográfico más atrevido y que en su momento causaron molestia en las buenas conciencias de la sociedad. Aquí te enumeramos 5 cintas que manejan el erotismo con alto sentido artístico.

Betty Blue

(Francia, Jean Jacques Beineix. 1986)

Betty Blue es una película francesa dirigida por Jean-Jacques Beineix que se inspiró en la novela del mismo nombre del francés Philippe Djian y que narra los apasionados encuentros entre Betty Blue, una joven que padece trastorno límite de personalidad y Zorg, un reparador que aspira a escribir una novela.

Una cinta cargada de erotismo, de una sexualidad desbordada, ritmo que queda marcado desde el inicio de la cinta y que correrá en paralelo con los altibajos de la personalidad de Betty, quien empieza a descontrolarse hasta que llega a punto donde no hay regreso.

Crash

Sin duda alguna la película Crash del director David Cronenberg revolucionó la manera de hacer cine, pero, sobre todo, abordó temas intocables que perturbaron a más de uno al abordar temas tabúes como la convivencia entre un grupo de personas que por tratar sobre un grupo de personas que experimentan sinforofilia, una excitación sexual con los accidentes de autos.

Basada en la novela homónima del controvertido escritor J. G. Ballard, este thriller psicológico se encuentra cargado de escenas de alto contenido sexual entre los diferentes protagonistas, motivo por el cual fue censurado en muchos países y que logra su cometido de perturbar al espectador ante la fascinación de los protagonistas por el peligro, la muerte y una nueva manera de entender y vivir una sexualidad llevada al límite.

Las edades de Lulú

(España, Bigas Luna. 1990)

Esta cinta que está basada en la novela homónima de Almudena Grandes nos narra el despertar sexual de Lulú, una chica de 15 años que tiene sus primeras experiencias sexuales con el mejor amigo de su hermano. Relación que con el tiempo va sumergiendo a sus protagonistas en prácticas llevadas al límite, donde se carece de valores y que pondrá en peligro su propia integridad y su salud mental.

La novela que ganó el premio La Sonrisa Vertical en 1989 concedido por la editorial Tusquets a la narrativa erótica, fue llevada al cine por el director español Bigas Luna. Fue también fue incluida en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX que realizó el periódico español El Mundo

Lolita

(Reino Unido/Estados Unidos, Stanley Kubrick. 1962)

A cargo de uno de los grandes directores de la cinematografía mundial, la cinta Lolita nos narra la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, que se enamora de Lolita, una niña de once años. Por lo que hará todo lo que esté a su alcance para poder estar cerca de ella.

Esta adaptación de la novela de Vladimir Nabokov, plasma de manera fiel la esencia del libro, no en balde fue el propio Nabokov quien hizo el guion para la película, la cual presenta un erotismo velado, aunque palpable en cada escena y muestra una obsesión enfermiza que deja expuesta la naturaleza humana.

Las noches salvajes

(Francia, Cyrill Collard. 1992)

A casi un cuarto de siglo de haberse estrenado la cinta Las noches salvajes ha logrado traspasar el tiempo y convertirse como una de las grandes películas de los 90. Dirigida, escrita y protagonizada por Cyrill Collard, en lo que sería su ópera prima y también su único largometraje, ya que falleció un año después de hacer esta película, víctima del sida, esta película es una oda al amor libre, a los excesos, a la diversidad sexual y en, general, al amor a la vida misma.

Basada en su novela homónima y gracias a la adaptación de Jacques Fieschi, la película logra reflejar el mundo que rodea a su protagonista, los temores, pero sobre todo esa actitud retadora ante la vida y su enfrentamiento constante ante una muerte inminente, una sexualidad vivida de manera plena rayando en la irresponsabilidad.

Así que la próxima vez que quieras entrar a explorar el mundo del erotismo, échale un vistazo a estas cintas o investiga sobre otras tantas que, sin tanta parafernalia de mercado, se han instalado en el gusto de los conocedores del buen cine y que están más allá de los látigos, la lencería negra y los desplantes de Christian Grey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *